lunes

Postdata


Muy a mi pesar he necesitado escribir esta posdata para señalar tres cosas:

1. Alguien ha buscado en google "aberiguar que ba a pasar con la nobela de sin teta", lo cual es triste, aunque no tanto como que haya llegado así a este blog. Después de investigar un poco, creo que puede referirse a "Sin tetas no hay paraíso", una serie patética que podéis visitar en canalcaracol.

2. La segunda cuestión es que todos vosotros debéríais leer la novela "Subir a por aire", de George Orwell, por su pasmosa actualidad y su penetrante ironía sanchiguarra.

3. Sabed que os echo de menos, pero también que os tengo muy presentes, tanto como los querubines a mi castigado anillo.

domingo

Me remito al pasado


Queridos y leales amigos, fundadores de la PAP, visitantes históricos, navegantes recién llegados, paletos sanchiguarros sin sentido del humor, perdedores vocacionales, veranantes de campingás, admiradores del Perropaco, culturistas de Sanse, cajeras del Hipercor, esteticiéns con mechas, alérgicos a la cultura, especuladores de salón, comerciales con tartera, madres que sostenéis a vuestras hijas en vilo con el culo en pompa para que orine entre dos coches, parejas que ponéis una bodega en el cuarto trastero de Sanchi, teleoperadores sin esperanza, apiladores de palés, adolescentes que pensáis que el Che era un cooperante solidario, lectoras gordas de Isabel Allende, hijos cuarentones con rebeca marrón, mozas casaderas con problemas de gases, amas de casa coleccionistas de vales-descuento, cuñaos que construís casas en parcelas toledanas, primos ñapas que cogéis cangrejos en riachuelos malolientes, miembros de peñas, corredores de encierros, botelloneros irredentos, siervos del albarán, alicatadores de sueños, criaturas todas:

"Sanchiguarro" ha sido un lugar de encuentro desde aquel 20 de diciembre de 2003 cuando escribí: "Hace ya tres años que esperamos la Vero y yo que nos entreguen la casa. La verdad es que al principio íbamos constantemente a la parcela, y cualquier pequeño avance era motivo de alborozo. En este momento, ya están muy avanzadas las obras, e incluso podemos divisar la que será nuestra ventana. La Vero siempre me dice: "Pepo, fí­jate, nos costó 22 millones y seguro que ya vale 40, lo que s'a ravalorizao!", y siempre me da un achuchón. Creo que eso de la especulación no debe de estar tan mal, porque gracias a ella me llevo alguna alegría de cuando en cuando. Debe de ser afrodisiaca la especulación, que un señor llamaba una vez en la televisión "espectaculación". Debe de ser porque es espectacular. No lo sé, pero une mucho a las parejas."

Tres años después han pasado muchas cosas: me he muerto, la tortuga se metió en el kéfir y se volvió albina, el Perropaco se tiró al Chufi, el Gayolo a la Vero, el Tote se hartó de kikos en las interminables tardes del dolor de huevos veroniano, miles de parejas han derramado su amor sobre talones bancohotel, se rompió el edredón del banco que nunca llegué a devolver, las mujeres españolas siguen evitando comprar bolsas de basura pudiendo usar las del Caprabo, las madres comprando tartas de mazacote de margarina, el blog del Tote nació y murió en apenas unas semanas, nos fuimos a comer paella gratis con los vendedores de bungalús en Torrevieja, vivimos varios fines de semana plastiqueros en la Sierra, millones de paletas se hicieron baños de color en el Spejo´s, descubrimos los orígenes neolíticos del páramo, así como la balsa de agua que hay bajo Sanchiguarro, descubrimos la fórmula de la felicidad sanchiguarra (Kikos + Cerveza + Fútbol + Eructos) y la de la brutalidad Sanchiguarra (Tiempo dedicado por paleta sanchiguarra a ver un lienzo es inversamente proporcional al tiempo dedicado por su sanchopanza a devorar embutido en la cena mientras mira absorto una teleserie morcillera de camareros, gays, viejas rojas y jovencitas emputecidas con piercings en el ombligo y el chomino, multiplicado por el tiempo consumido por ella en analizar qué cambios de azulejos va a realizar en sus cuartos de baño del pisito de Sanchiguarro, sumado a la masa de sus culos y sus panzas, todo ello elevado al cuadrado si la paleta lleva tanga, mechas rubias y habla de gases, quistes y olores coporales con sus vecinas cajeras), aprendimos que los langostinos no sorríen porque están congelados, fui innumerables veces a la caseta de obra de Sanchi "a sacarle más cosas" a la constructora, pusieron un tranvía llamado Sanchirrabia, la Vero dijo 500 veces "marca de la braga", muchos cuñaos vinieron a casas de Sanchi a instalar el rodapiés, supimos que los Perropacos sueñan con Perropacoidas eléctricas, aprendimos quién era San Chinarro, asistimos impotentes al surgimiento del Ano de Madrid..., y un largo etcétera de viviencias irrepetibles (afortunadamente).

Hoy quiero decir que cualquier tiempo pasado fue mejor. Me remito a los archivos antiguos. Podéis releerlos cuantas veces queráis. Son vuestros. Yo he quedado para distracción de querubines cuya fijación anal no venía en las escrituras celestiales, mientras el Perropaco castiga a todo tipo de seres beatíficos, fetos flotantes, perritas de viejas que se negaron a separarse de ellas y otros habitantes celestes.

Puede que un día os dé una sorpresa y reaparezca bajo una nueva identidad, encarnado en otro ser sin el estigma del sanchiguarrismo, con una novia como la que creo haber merecido, y no esa guarrona embrutecida y grosera. Quizá comience un nuevo proyecto. Quizá me convierta al Islam y me dedique a quemar muñecotes que representan a estadounidenses, o me haga fallero, o azafato de congresos. Pero cada vez que huela a chorizo sabré que algún sanchipanza se ha tirado un iruto sanchiguarro. Y eso será lo que active todo mi pésimo recordar, como la madalena de Proust, pero en guarro. Que sepáis que os llevo en el corazón. Seguid visitándome: esta es una página muerta. Es la memoria viva de lo que no puede ser el hombre: una bestia del consumo y el confort, del materialismo y la falta de espíritu, de la grosería y el egoísmo, de la ausencia de valores, de la pérdida de la dignidad, ahogada para siempre en una bolsa del Hipercó, al laíto de casa, Paqui.

Tenéis todo mi mundo a la derecha, donde pone "MI PENOSA VIDA". Gracias por todo. Os queremos. Pepo y Perropaco.

lunes

A Perropaco no le agradan los tacaños

Perropaco es un ser políticamente incorrecto: hace todo lo que no se puede hacer. Mea en sitios inconvenientes, fornica con piernas humanas, monta a perras cuatro veces más corpulentas que él sin importarle parecer un Torrebruno (por cierto, Rocco está aquí arriba también, aunque es muy pesado y pasamos todos de él, Dios el primero), ladra y gruñe a quienes le caen mal, que son casi todos, y de vez en cuando se chupa la pija, por decirlo pronto y mal. De todos los colectivos que detesta Perropaco, hay uno que simplemente le saca de quicio: los tacaños. ¿Qué es un tacaño? Un tacaño es un ser cuya mente funciona de manera diferente que la de los restantes seres humanos. Un ser humano normal, tanga mucho o poco dinero, no espera cinco minutos a que el camarero le devuelva diez céntimos de euro. El tacaño sí. El tacaño es capaz de echarte cuentas a pie de máquina de café, de buscar el papel higiénico más barato, de leer el Metro o el 20 Minutos sólo por el placer de ahorrarse el euro del periódico, y el placer es muy intenso. El tacaño no desayuna fuera de casa sólo por ahorrarse los dos euros. El tacaño es mezquino, su alma es muy pequeña, sus labios suelen ser muy estrechos, y de su boca befa salen de vez en cuando comentarios calculadores sobre ahorros absurdos y grotescos. El tacaño ama el dinero, que es lo más bajo que existe en el mundo. El tacaño suele tener mal aliento. El tacaño sufre, en mi opinión, una patología mental. Sólo así puede explicarse su conducta. Perropaco odia a los tacaños. Si ve uno se pone como un marroquí que viera una caricatura de Mahoma tatuada en la nalga de un gay. Aquí en el cielo no entra ninguno, -tacaños, quiero decir-, a Dios tampoco le gustan. Pero recuerdo que en Sanchiguarro había manadas de ellos. Solían ser calvos, sus novias eran gordas, sus ojos esquinados, sus manos sudorosas. Perropaco siempre les meaba encima. Cuando hacía eso, yo sabía que estaba ante un tacaño. Es decir, ante lo peor.

domingo

"Quieras que no, un supermercado da mucha vidilla"

He estado leyendo mensajes de foros de Sanchinarro y he elaborado esta pequeña MUESTRA SOCIOLÓGICA DEL PENSAMIENTO SANCHIGUARRO:

-YA HAY VIDILLA EN SANCHINARRO (Antonio): Sobre todo por la zona del mirador, ya existe un video-club 24horas, una tienda de regalos por cierto muuu guapa y barata, y en la calle de enfrente del video-club una clinica dental, a parte construyendose otra clinica odontológica y un centro de bronceado y estética que también quieren abrirlo en julio, y lo más importante el Caprabo que quieras o no te da mucha vidilla un supermercado. Lo que hace falta es que en un par de añitos se hallan terminado todas las obras y seamos un barrio hecho y derecho. Saludos a todos.

-PRESIÓN DEL AGUA: Tengo un problema con la caldera. Me pierde por la válvula de emergencia cerca de 2 o 3 litros diarios. Me ha dicho el técnico que llega demasiada presión de agua y que este problema ocurre bastante en el barrio, no solo en mi vecindad. ¿Os ha pasado esto a alguien? Me ha dicho que la solución es llamar a un fontanero y que ponga antes de llegar a la caldera un regaludor de presión y luego un tubo que vaya desde la válvula al desagüe de la lavadora.

-LA ENVIDIA Y EL RENCOR DE SANCHINARRO: Estimados todos, depues del dialogo sobre las VPP y los comentarios surgidos de ella, mi intención de entablar un dialogo educado y del que todos debiamos aprender, se a convertido en un ataque entre VPP y libre, cosa que no era mi intención. Muchos de los problemas de este pais son las "asociaciones" por cualquier tipo: raza, lugar de nacimiento, religion, status economico tipo de vivienda.... No entiendo el resentimiento que respira la gente contra las personas que viven o vivirán en un vivienda protegida,¿que hemos hecho mal? ¿debiamos habernos comprado una casa mas cara, pudiendo ahorrarnos unos millones? de verdad que mid ecepción es absoluta. ¿tendria yo que acosar a los que viven en viviendas de lujo, por el mero de hecho de vivir en otro yipo de vivienda? ¿y los de los chalets? ¿y los que no tienen ningun tipo de casa?.. en fin dicho esto por mi parte finaliza este "dialogo" que desgraciadamente se ha convertido en un "cronicas marcianas" para dar gusto solo a algunos.Adios y que todos seaias muy felices en vuestras casas.

CONCLUSIÓN: Sanchiguarro es un sitio donde vive gente que piensa que "lo más importante es que haya un Caprabo porque se diga lo que se diga da mucha vidilla un supermercado", que llegan a conclusiones como que cuando tienes problemas de agua "la solución es llamar a un fontanero" y que miran por encima del hombre a los que viven en viviendas protegidas, como si fueran los Príncipes... Claro que, igual que la Leti dice que "en Zarzuela tenemos una bodega enorme", estos también se hacen su bodeguita en el cuarto trastero. Con estos bueyes tenemos que arar.

viernes

Estamos muertos, pero hablan de nosotros

LA PLUMA

DAVID TORRES
(EL MUNDO)

A veces, cuando me visita el mal humor, me doy una vuelta por internet. Suelo visitar ciertas páginas, como www.esponjiforme.com, una web creada por unos cuantos estudiantes de filosofía catalanes, que es una mezcla entre los Monty Python y Chiquito de la Calzada. Esponjiforme es como un vertedero mental donde uno puede encontrar de todo, desde chatarra hasta pepitas de oro. Puede escuchar, por ejemplo, una grabación del eminente filósofo Martin Heidegger dictándole la lista de la compra a su secretaria, o a Chewbacca, el antropoide peludo y gangoso de La guerra de las galaxias, cantando un villancico (ahora que lo pienso, la verdad, entre los dos no hay mucha diferencia).

Entre los blogs, había dos que me chiflaban y lo digo en pasado porque hace tiempo que están fosilizados o directamente difuntos. El primero (llamado «Sanchiguarro» o algo así) era un diario en clave antropológica de las experiencias (incluidas experiencias post-mortem) de un madrileño que se va a vivir a Sanchinarro e intenta sobrevivir como puede. Como yo estuve tres años en Fuenlabrada, entre un montón de gente cuya principal afición era salir los domingos a comprar el pan en chándal, me sentía muy identificado con un hombre en medio de una comunidad extraterrestre. O viceversa.
El otro era una salvajada llamada «critifrase» donde cierto individuo logró la proeza de crear un nuevo género literario: la crítica de películas en una sola frase. De Rain man decía: «Zapatero se va de excursión con su hermano, que se lo lleva a pescar a truchas». Mi favorita era esta greguería sobre Gandhi: «E. T. se pone gafas».

domingo

Feliz Navidad

Perropaco

Navidad

miércoles

Juanito era Dios

Y Miguel Ángel su profeta. A mi también me sosprendió descubrirlo, pero es lo que hay.

domingo

Recuerdos de mi infancia



Aquí en el Cielo te brindan la oportunidad de implantarte recuerdos de la infancia, y yo he decidido sustituir mis largas horas de barrio polvoriento y marginal por otras vivencias que nunca tuve y que ahora ya sí recuerdo:

1. Cuando estaba en EGB, en 1985, vino un señor con bigote y sin apellidarme como ninguno de los patrocinadores del programa me incluyó entre unos jóvenes afortunados con apellidos socialistas que fuimos todo un verano a América en un barco. Se llamaba "Aventura 92", aunque luego se llamó "Ruta Quetzal-BBVA", y muchos de los participantes tenían nombres vascos, como de Neguri. En aquel momento se preparaba la celebración del Quinto Centenario del Descubrimiento, pero muchos de mis compañeros me dijeron que sus padres progresistas consideraban que aquello fue una invasión y que les robamos su cultura, por lo que teníamos que pedir perdón a los americanos, descendientes de los incas. De hecho, para eso les habían apuntado masivamente allí, parece ser.

2. Cuando volví de América vi que ligaba mucho más, porque a las chicas les interesaba el espíritu aventurero que atesoré. Tuve una novia, la más guapa del Colegio.

3. Entonces mis padres me llevaron a la Ciudad Deportiva y me "probaron". Junto a los hijos de algunos directivos del Real Madrid, periodistas deportivos y politicastros, pude jugar 5 minutos y se fijaron en mí. Me ficharon y llegué a jugar en Primera División, donde capiteneé el equipo y gané 5 Copas de Europa con goles míos en todas las finales. En una de ellas marqué 70 goles, todos de tijereta.

4. En mi barrio, Juan Barranco decidió construir un polideportivo, y así los chicos ya no teníamos que jugar en esa chatarrrería abandonada donde de cuando en cuando hallaban una bomba de la Guerra Civil semienterrada. Juan Barranco construyó muchas dotaciones en mi barrio, tantas, que se solapaban unas con otras: estabas en la cancha de tenis y apenas llegabas al borde ya estaba ahí la piscina, pegadita a la biblioteca que me evitó tener que ir a una que estaba a media hora andando y que siempre estaba llena de otros chicos de barrio, que todos han acabado siendo empresarios, ministros o premios Nobel.

5. Mis padres me compraron un perro cojonudo, que me evitaba las palizas de los chulos del barrio, a quienes podía insultar y humillar sin temor a que se me acercaran, porque les devoraba mi monstruo.

6. Una vez mi madre compró un bote de Nocilla, unos pastelitos tigretones, aros de patata, Coca-Cola y mantequilla de colores. Nos dimos un festín que luego repetimos todos los fines de semana, entre las carreras de karts, los viajes en globo, las excursiones al Amazonas y las meriendas de tortitas con nata en El Corte Inglés de Preciados.

7. Cuando terminé la EGB, me enviaron a EE.UU. a estudiar, y allí conocí un montón de chicas y volví a España hecho una máquina, fardando mazo, siendo un winner irresistible.

Y todo esto, de gratis.

Lentejas de pus y avellanas de champú


Por alguna razón incomprensible, a los paletos sanchiguarros les gusta explicarte cuánta pus les salió de tal o cual quiste, grano, pústula o golondrino, utilizando ejemplos de carácter leguminoso. Por ejemplo: "Me salió una como una lenteja de pus". Otras veces son los propios productos de consumo los que asumen esta preferencia por los frutos secos y otros productos del campo. Caso real: "Aplique dos avellanas de loción sobre el cabello húmedo". Vamos a ver, ¿dos avellanas? ¡Por Dios bendito! Señores sanchiguarros: dejen en paz el mundo de los alimentos, no lo relacionen con nada suyo, con la comida no se juega. Se me pone como una castaña en la garganta cuando oigo estas cosas.

jueves

SANCHIWIKI


SANCHIWIKI nace con vocación de complementar paralelamente a este blog. En en SANCHIWIKI, e la iniciativa la tienes tú.

domingo

Almóndigas


Desde mi privilegiado balcón celestial he podido observar cómo las albóndigas que la Vero me preparaba a mí ahora se las prepara al Gayolo. Lo que antes aseguraba ser una receta exclusiva para mí, ahora rellena el buche de ese animal de polígono industrial. Esa canela que le añadía desde que vio una película absurda y pedante, se la echa a kilos a ese depredador de riñones al jerez, oreja a la plancha con tomate, berejenas de Almagro y cabezas de cordero. ¿Cuántas albóndigas puede comer un hombre? Un hombre no lo sé, pero el Gayolo se come lo menos treinta. Cuando termina, se echa mano al falo, que presenta una inusual inflamación bajo su pantalón de chándal y con los ojos muy abiertos, la respiración agitada y las esclavas de plata tintineando en sus robustas muñecas, agarra a la Vero y la posee de manera tan brutal que el Perropaco siempre se asusta y se escabulle no vaya a ser que el próximo sea su turno. Después de unas cuantas acometidas salvajes y brutales, el Gayolo se desploma en la cama y casi siempre se echa un iruto. Pareciera que en vez de albóndigas hubiera comido docenas de testículos de algún animal mitológico especialmente lascivo, de alguna quimera seminal desterrada del Elíseo por algún altercado fálico particularmente abusivo y excesivo. Ella le mira arrebolada mientras juguetea con las gruesas cadenas de oro que se confunden en su peludo pecho, aún agitado por una respiración animal y que termina en un pitido originado por alguna zurraspa mucosa de su nariz, o acaso por esos pelos que por ella asoman cual patas de cangrejo. VAMOS A VER: ESO, ROMÁNTICO, NO ES. Y NO SE DICE ALMÓNDIGAS, COÑO. Y yo aquí, arriba, untándome rebanadas de queso Philadelphia y con todos esos querubines impidiendo que entre nosotros corra el aire. Quiero terminar diciendo algo: las albóndigas son una cerdada, una comida repugnante, una asquerosidad en la que las españolas camuflan la baja calidad de la carne que compran para ahorrar, y su textura es vomitiva, es como comerse una mierda de mono.

sábado

Atención: Al Ano de Madrid le ha salido una almorranaloide



domingo

ADIVINANZA: ¿Cuántas librerías hay en Sanchiguarro?





¿Es Sanchiguarro un paraje post-nuclear?


viernes

Otra noticia rara sanchiguarra (Como pa estar orgullosos de vivir en aquel tremedal...)

Registran un nuevo s?ndrome experimentado en Madrid

Cieny?ficos norteamericanos han realizado un estudio en varias ciudades europeas que ha tenido como resultado el registro en la International Illness Research (?nica instituci?n avalada por la O.M.S. para dichos reconocimientos) de un nuevo s?ndrome conocido como A.F.S. (Anal Furor Syndrome), en español S.F.A. o S?ndrome del Furor Anal.

Esta nueva categor?a m?dica consiste, según Gislin Dagnelie, de la Universidad John Hopkins de Baltimore, "en una retracci?n involuntaria u espasm?dica del tracto anal ocasionada por la sensaci?n de agorofobia est?tica de las grandes ciudades y, particularmente, de los nuevos desarrollos, carentes de zonas ajardinadas y de un m?nimo sentido del equilibrio entre lo funcional y lo deseable en un h?abitat aceptable".

Los tres escenarios escogidos para este estudio, desarrollado desde 2003, han sido San Chinarro (Madrid), Urbanización de Zona Expo (Lisboa) y Paris Rive Gauche (París). En todos ellos se pudo constatar que un 43% de las personas realizaban un millar de micro-operaciones musculares que ten?an como efecto la retracci?n e inmediata relajaci?n de los excrementos albergados en su intestino, lo que los neru?logos han interpretado como un signo de auto-relajaci?n frente al desasosiego ambiental.

Este nuevo s?ndrome ser? trasladado paulatinamente a los estudios de Medicina y urbanismo, tras superar los rigurosos ex?amenes de la citada autoridad m?dica mundial.



Terra Actualidad - Vocento/VMT

martes

Hecatombe Anal Estética

La ONU ha tenido que intervenir para afrontar la hecatombe estética de Sanchiguarro, pero sus cascos azules no han podido soportarlo.

domingo

Y la ardilla se topó con Sanchiguarro

En la Edad Media se decía que una ardilla podía cruzar la península ibérica sin tocar el suelo. No sabemos para qué querría hacer semejante estupidez una ardilla, pero el caso es que los árboles le permitían semejante viaje. En sin en cambio, que diría la Vero, la puta ardilla ya no podría hacerlo, porque existe Sanchiguarro. Ahí se terminaría su viaje demencial. Tendría que bajar al suelo y seguramente fuera atacada por algún vecino embrutecido por los encierros. O tal vez sería atropellada por un todoterreno de paleto penicorto que suple su complejo con un tanque grotesco, contaminante, insostenible, burdo, desproporcionado, absurdo.

viernes

Nueva Pegatina Sanchiguarra (Podéis imprimirla)


martes

Doñas Pacas de España camufladas en chicas normales


Quiero advertir a los ciudadanos que me quieran escuchar de un peligro muy grande que nos acecha: hay muchas chicas normales que en el fondo esconden una Doña Paca Española (DPE). Una Doña Paca es capaz de vivir oculta durante años bajo la piel de una chica joven casadera y al poco de contraer matrimonio ¡ZAS! sale la Doña Paca. Una DPE es básicamente como cualquier madre: mandona, pesada, con el pelo redondo, tacañona, algo ajamonada, práctica, cotilla. Uno se casa con una chica de Parla aparentemente normal y al año se ha transformado en una DPE que se corta el pelo como si fuera Eva Nasarre antes de volverse satánica y sale a pasear contigo por Las Tablas con un chándal y te empieza hablar de gases. Las DPE son un peligro como lo era Diana la de "V". La piba estaba buena, con mala leche reconcentrada, pero de pronto se quitaba la piel y salía una Vicepresidenta de cojones. Las DPE aparentan ser normales hasta que salen de su capullo..., bueno, el capullo eres tú a partir de ese momento. Serán capaces de decirte: "Sebas, hoy no, que tengo toa la tripa hinchá de la comilona". Ojo con las DPE latentes. Se las puede detectar porque van a la "pelu", sus hijos se tiran "punes" y compran revistas baratas de decoración. ¡Vamos a ver! La decoración es algo distinguido: ¡no se pillen las revistas baratas, sin glamour, donde el diseño cede su espacio al ahorro de espacio y otras cosas prácticas! Estas DPE apuntarán a su hijo pedorro a una escuela infantil y cuando la presidenta de la APA con el pelo corto les diga que Bush es muy malo porque eso es un barracón, y que hay que protestar, ahí estará la tía con su peto vaquero y su cuerpoescombro diciendo sus quejas de paleta revenida y relista. Cuidado.

domingo

Burbujona inmobiliaria

He aquí una buena página, Burbujona , que retrata el embrutecimiento mental del sórdido imperio del pladur y la tarima.

viernes

La Fórmula de la Brutalidad Sanchiguarra



Gracias a la pésima educación que recibimos las víctimas de las leyes de la época rubalcábica, basadas en la idea de que el esfuerzo individual es malo si no implica una proyección curricular colectiva y socializadora, así como que no existe lo bueno o lo malo, el éxito o el fracaso, el sí o el no, el prohíbido o el permitido, el sobresaliente o el suspenso, sino sólo una vaga noción de buenrrollismo indulgente e indiscriminado y analfabeto de pues-venga-vale, qué-más-da, está-bien-si-a-ti-te-gusta, tu-mierda-de-libertad-termina-donde-empieza-la-mierda-de-la-mía, juntad-las-mesas-que-toca-trabajo-en-equipo..., etcétera, los españolitos no tenemos ni puta idea de arte.

Meter a un sanchiguarro en un museo es como encerrarle en una alcantarilla. Salvo, claro está, que el museo sea sobre erotismo porque el sanchopanza se haya ido a Ámsterdam con su jamona humana.La cultura española está por los suelos, e incluso algunos sanchiguarros empiezan a dar muestras de tener dificultad para seguir el "Gran Prix", presentado por el gran Dios de los Paletos, el mozo de almacén ascendido a las alturas del glamour sarroso. Sin embargo, e inspirado en la carta anterior, debo decir que he hallado (un español siempre dudará si esta palabra es con "ll" o con "y", pero nunca se tomará la molestia de buscarlo, sino que la cambiará por otra palabra, si es que se le ocurre alguna) una fórmula que nos permite determinar el grado de embrutecimiento sanchiguarro.

La fórmula es la siguiente:

Tiempo dedicado por paleta sanchiguarra a ver un lienzo es inversamente proporcional al tiempo dedicado por su sanchopanza a devorar embutido en la cena mientras mira absorto una teleserie morcillera de camareros, gays, viejas rojas y jovencitas emputecidas con piercings en el ombligo y el chomino, multiplicado por el tiempo consumido por ella en analizar qué cambios de azulejos va a realizar en sus cuartos de baño del pisito de Sanchiguarro, sumado a la masa de sus culos y sus panzas, todo ello elevado al cuadrado si la paleta lleva tanga, mechas rubias y habla de gases, quistes y olores coporales con sus vecinas cajeras.


Ahora es cuando necesito vuestra ayuda. Yo era de letras, asíejque no sé traducir esto a una fórmula matemática. Os pido colaboración. Estamos ante un gran paso para la humanidad, aunque sea un paso pequeño para el Perropaco.

PROPUESTA DE LLERA:

.............( TCA.......)..(2*(T*M*H))
TLI =ANO*(----- + MCP)
.............( EMB.......)

Donde:
TLI = tiempo dedicado a ver un lienzo.
TCA = tiempo consumido por ella para analizar los cambios de los azulejos.
EMB = tiempo que tarda el sanchopanza en devorar el embutido de la cena y ver la teleserie de 7 vidas (que no está mal, por lo menos te ries).
MCP = masa de sus culos y de sus panzas.
T = Valor booleano que toma valor 1 si la sanchiguarra usa tanga.
M = Valor booleano que toma valor 1 si la sanchiguarra lleva mechas rubias.
H = Valor booleano que toma valor 1 si la sanchiguarra cotillea con sus compañeras esteticienes (palabro derivado de su ¿¿ocupacion?? y de su gusto por las cutreces de los todo a 100) de escatologias varias.
ANO = En la formula original faltaba el factor de correccion "ANO", que varia entre 0 y 0,001 segun la cercania al edificio mas emblematico de sanchiguarro.


************************************************************

La fórmula propuesta por Deyector:

K * (((s * l * (e - r)) / (0.5 + tb * f + rf(a) * b)) / c)

s = sistema educativo, 0,1 para la ESO, 1 para cualquier otro
l = opción de estudios, 1 si se hizo letras, 0,5 en otro caso
e = nivel de estudios, en años terminados
r = cantidad de cursos que se repitió
tb = cantidad de horas invertidas al día en ver culebrones o programas del corazón (tele-basura)
f = horas invertidas por él en ver futbol la semana (el larguero suma 1/2 hora por hora)

rf = función "necesidad de reforma", vale a² para a > 0, 1 para a = 0 y (2a)² para a<0, siendo a el máximo entre la antigüedad del piso y el tiempo desde la última reforma en años
b = superficie de los baños
(nota: rf(a)/ b es directamente proporcional al tiempo que se empleará en ver azulejos, b influye en la necesidad de comprar horteradas para cubrir las paredes y llenar las baldas, además de la posibilidad de hacer dibujos con los azulejos...)
c = cintura en centímetros (media de los 2 miembros de la pareja)

K= constante de proporcionalidad extraída de la observación atenta


-----------------------------

Brillante Aportación de Manuel:


t = tiempo dedicado a ver lienzo, en segundos. Inverso de E (coeficiente de embrutecimiento).

T = tiempo dedicado a ver 7 Vidas o análoga por el paleto

P = masa de la panza del paleto

M = masa total del paleto, en mismas unidades que P

C = masa del culo de la paleta

m = masa total de la paleta, en mismas unidades que P

jueves

El Ano de Madrid

Alguien ha hecho una página dedicada al Ano de Madrid y no he sido yo, pero me encanta.

miércoles

Carta de un lector

Querido Pepo:

He estado de vacaciones en el extranjero. No daré más detalles por razones de seguridad. El país era más atrasado económicamente que España, pero mucho más avanzado culturalmente. Es un país europeo poblado de rubias teutonas impresionantes.

Quiero decir que he sentido vergüenza ajena de los españoles que veía por allí. Afortundamente, eran pocos, porque no se trata de un destino tipo Praga, tan generalizado aquí en pancetolandia.

He visto parejas paletas, a buen seguro procedentes de Sanchiguarro, paseando por los monumentos su brutalidad. Mal vestidas, malcaradas, mal peinadas, mal habladas, vociferantes, vulgares, groseras, incultas, burdas, ignorantes, bestiales. Gente fea, gente guarra.

He visto gente pobre pero digna absolutamente elegante, discreta, educada, culta, hablando bajo y con mesura. Y he visto paletos mal afeitados, con su ropa grosera, sus narizotas, sus mochilas atestadas de bocatas fétidos, consumiendo aturdidamente, colándose de la gente, adulterando el orden y el equilibrio, arruinando el mal gusto.

He visto parejas paletas presumiendo de su acento andalú, prodigándose en "quillos" atrasados, buscando un bobo patriotismo en mi persona, inmediatamente eludido con un fingido extranjerismo avergonzado. He visto paletas que destinan meses a devorar catálogos de azulejos, pasar como un demonio de rápidas ante un icono deslumbrante o ante una pared atestada de joyas de la pintura.

He visto a matrimonios catalanes balbuceando vocablos ininteligibles y butifarrosos para bochorno de propios y extraños, haciendo gala de un orgullo de terruño y cebolletas repulsivas llamadas calçots.

He visto gentuza que me da vergüenza arrastrando nuestra necia prosperidad de supermercado por naciones que nos admiran sólo porque no nos conocen.

He sentido vergüenza y pena.

Un amigo.

martes

Sa pinchao la burbuja



-Gayo, ¿sabes lo que dice la Toñi? ¡Pos que hay una burbuja que se va a pinchar y las casas ya no se rabolizarán!

-¿Burbuja? Pero eso será en las que tienen jacuzzi...

-¡Que no te enteras! ¡Que er piso ya no va a valer tantos millones y el Sito se va a reír de nosotros!

-Pero si el Sito no tiene na, sólo la casa esa de la parcela que se levantó con su yerno, que tiene que comprar el agua mineral, porque no engancha con el pozo, el cabrón.

-Ya, pero ahora que le habíamos ganao, va y se va a pinchar la burbuja esa, que es como si te ha valido mucho la casa y ya vale menos de euros.

-Esa Toñi es muy lista, pos pa ser tan lista no sé que hace de cajera en el Día.

-Pos allí oye muchas cosas, ¿no ves que ve pasar a mucha gente la jodía y con todas se engancha?

-¿Y quién quiere pinchar la burbuja esa?

-Pos los políticos, quién va a ser. Ellos tienen sus mansiones, y a los demás nos pinchan las casas.

-Que esto no se pincha, que nos valió 20 y ya vale 70, mira la Mari y el Sebas, que ya la han vendío.

-Pos esos son los que saben, que él es un algo importante de los bancos esos de los abogaos.

-Pos con la cara de alelao que tiene...

-Pos más alelao estás tú, que no te enteras de na, y cuando vayamos a vender er piso, ya será tarde.

-Bueno, hazme un bocata de esos de mejillones con la miga bien empapaíta en er jugo, anda, mi amor.

-Que no, que no tengo el coño para jotas. ¡Pos no se van a rebajar las casas! Haste unos huevos fritos y de paso bájate la basura, y nada de mirar las bragas de toas las vecinas.

-Que yo no miro las bragas, Vero, que pa mi sólo hay unas bragas...

-Anda guarro, báhate eso y calla que voy a ver el Telediario que lo echan ahora.

miércoles

Sanchiguarro guarro guarro


CORTO Y PEGO:

MENORES CONDENADOS POR FORZAR A OTRAS PERSONAS A EXPULSAR GASES EN PÚBLICO

H. Gil. Madrid- Cuatro menores de 17 a�os han sido condenados a penas de reclusi�n
menor por obligar a decenas de personas, la mayor�a mujeres, a expulsar gases contra su
voluntad como parte de un juego organizado en varias ciudades europeas a trav�s de
Internet, con Madrid como eje.

Al parecer, los menores rodeaban s�bitamente a una persona elegida al azar en plena calle del barrio madrileño de Sanchinarro y
la sujetaban apretando su est�mago hasta que expulsaba una ventosidad, momento en el
que el grupo se disolv�a. Seguidamente, volv�an a hacer lo mismo.

El abogado de los acusados esgrimi� que s�lo se trataba de una broma y que no ten�a
ninguna connotaci�n ni hostil, ni violenta ni mucho menos sexual. Sin embargo, el Juez se
inclin� por apreciar la existencia de graves vejaciones �en un acto que situaba a la persona
agredida en una actitud humillante, ya que cientos de personas presenciaban su evacuaci�n
de gas, acto circunscrito a la intimidad�. Se da la circunstancia de que una persona se orin�
tras la presi�n sufrida, lo que llev� a denunciar los hechos avalada por numerosos testigos.

El grupo se autodenonimaba Sanchifarth o Farthvesters y llevaba la contabilidad de sus
actuaciones, que refleja una cifra cercana al centenar. Seg�n se ha sabido, existen varias
c�lulas de estos grupos operando en toda Espa�a, coordinados por el desmantelado, y la mayor�a se inclinan por espacios
cerrados y silenciosos, para potenciar los efectos de sus acciones, tales como museos,
iglesias o bibliotecas, aunque también han actuado en un
conocido centro comercial situado en el citado desarrollo urbanístico de la capital.

viernes

Alarma

Alarma. Después de la crisis de 2002, cuando una persona aún por indentificar leyó el libro de instrucciones de su manopla anticelulítica, nadie había vuelto a coger ningún libro en Sanchi. Sin embargo, desde enero son ya dos las paletas desenvueltas y prácticas que han tenido entre sus manos un libro: Luci, una chica arrejuntada, esteticién, 35 años, una hija pedorra, fan de La Oreja, orgullosa de su bien nutrido escote, progresista en lo moral y tradicional en lo social.La Luci se pilló un libro de Isabel Allende, se sentó en su ático de Sanchiguarro, en el conjunto de mesa y sillas de teca, con un Zumito Pascual rico en oligofrenicoelementos, y se puso a leer un libro de Isabel Allende: "La hija de la Fortuna". Más osada fue la Piluca, 34 años, casada en Fuenla, sin hijos, dependienta, grandes tetas, labios perfilados con línea oscura, acento andalú, emuladora de revistas de decoración, militante de la frase "pero si anque sea de otra marca es como er de verdá". A la Piluca le regaló su hermana Sandra (Leganés, 1976) un libro de Antonio Gala titulado "La regla de tres". Cierto que ninguna pasó de las primeras páginas, pero la grieta está abierta. Si en Sanchiguarro la gente empieza a cambiar sus hábitos de vida y descubre la lectura, la Econonmía puede resentirse, porque son muchos los centros comerciales, discotecas, baretos de champiñón en ajillo, fines de semana en el pueblo toledano, tardes de cine español subvencionado, sábados en el continglé o el carrefús..., que dependen de ello. No es baladí. Baladí: palabra a eliminar del diccionario porque da rabia y asco.

sábado

Habemus Verrugam

La gente piensa que son los pecados las que cierran las puertas del cielo. Error: son las verrugas. Dios no quiere que entre nadie con verrugas, porque quedan fatal en la estética celestial. Los últimos estudios han demostrado que la incidencia de verrugas es mayor en Sanchiguarro, debido a que cuanto más paleto eres, más verrugas te salen. De hecho, los niños en Sanchiguarro nacen ya con muchas verrugas, y a sus progenitores les proliferan al mismo ritmo que se les mueren las neuronas. De hecho, hay otros estudios que revelan que las verrugas no son sino depósitos de neuronas muertas. Cuando un sanchiguarro con aspiraciones se compra un coche de esos grandotes tipo todoterreno, se le mueren unas cuantas neuronas y le sale una verruga. Si vas a pasar la tarde en el Hipercor que hay al laíto de casa, te sale un lunar. Chicos, si queréis entrar en el Cielo, operaros las verrugas. Cristina Almeida ya lo ha hecho. No esperéis a que sea tarde.

miércoles

Almorranoide Anal

¿Es redundanete decir hemorrodide anal? No: porque hay gente que tiene almorranas mentales muy significativas. Pero no es esta la reflexión que quería trasladaros. Resulta (de) que ayer le envié a la Vero una almorrana como esos chuletones que decía la Prisci. Con ello quería poner coto a ese desenfreno nefando que venía desplegando el Gayolo, y que me ponía muy, muy nervioso. Pero en esas estaba, cuando veo que Dios estaba mirando con cara de desaprobación. Como castigo, me ha insuflado una hemorroide bastante incómoda y me ha dicho: "Lo que no quieras para tu ano, no lo quieras para el de los demás, cabrón". ¿Era necesario lo de cabrón? Me sorprendió la dureza de estas palabras, pero he tomado buena nota y voy a dejar de hacer el tonto una temporada. Como aquí en el cielo vamos todos en pelotas, es muy comprometido que el Perropaco se interesa mucho por mi nueva criatura, y no es el único: son muchos los querubines que se ofrecen a aplicarme la pomada Ruscus Heaven, que reduce el escozor y atenúa mis pesares anales. Hay algo que falla aquí arriba, todo el día ocioso, sin poder fastidiar a la Vero, y con todos esos ángeles maricas olisqueándome el racas.

sábado

Los más burdos bocatas

Vengo observando los bocatas que le prepara la Vero al Gayolo y he llegado a pensar que tiene un plan para acabar con él: o de placer, a juzgar por la satisfacción con la que se los come, o de colesterol, a tenor de su composición:

1. Bocata de panceta con pimientos y huevos fritos.

2. Bocata de oreja a la plancha con pimientos y morcilla de arroz.

3. Bocata de lomo a la plancha con callos, pimientos y chorizo frito.

4. Bocata de entresijos con callos.

5. Bocata de callos con tortilla campera incrustada de guisantes y chorizo.

6. Bocata de gallinejas con pimientos y mahonesa.

7. Bocata de mollejas con huevos fritos.

8. Bocata de morcilla con queso.

9. Bocata de boquerones en vinagre con morcilla (este es su preferido).

10. Bocata de jamón serrano con chistorra y choped.

viernes

Algunas búsquedas brutas, en bruto

Sigue llegando gente a Sanchiguarro buscando cosas insólitas:

www.google.es/search?hl=es&q=quitar gotel%C3%A9&meta= 2
www.google.es/search?hl=es&q=sanchiguarro &meta= 2
www.google.es/search?hl=es&q=gayolo&meta= 1
www.google.com/search?hl=es&q=quitar gotele&btnG=B%C3%BAsqueda&lr= 1
www.google.com/search?q=colonos del paramo&sourceid=f
www.google.es/search?q=barrio de sanchinarro &hl=es&lr=&start=90&sa=N 1
www.google.com/search?hl=en&q=mujeres velludas 1
mx.search.yahoo.com/search?p=mujeres muy velludas&sm=Buscar&toggle=1&ei=U1
www.google.es/search?hl=es&q=penes mutantes&btnG=B%
sea.search.msn.es/preview.aspx?&q=CHICAS BAILANDO EN TETAS 1
www.google.es/search?hl=es&q=KEFIR O BICHO DE LA LECHE&btnG=B%C3%BA
search.yahoo.com/search?p=las mas gordas mujeres&sm=Yahoo%21
www.google.cl/search?hl=es&q= resumen de un tranvia llamado deseo&spell=1

NOTA: Fijaos que uno busca mujeres velludas y, no contento con eso, busca ¡mujeres muy velludas!, y acaso sea el mismo que anhela encontrar "las más gordas mujeres". No "las mujeres más gordas", sino "las más gordas mujeres". Lo más grave es que, al final, todos acaban en Sanchiguarro. ¿De qué está hecho este sitio? ¿De penes mutantes, gordas velludas, bichos de la leche, anos peludos y Gayolos ansiosos de quitar el gotelé?

Ruido de sofás de ski en las fiestas del pueblo

Siglo XXI, Unión Europea, España. Las peñas de los pueblos celebran a su patrón/patrona. La peña de los "Pocholos" se uniforma de mono obrero con lamparones de llamativas tinturas y una gorra con linterna de minero incorporada. Vagan por el pueblo transportando un sillón viejo de ski granate. Se dirigen a su local: un viejo almacén revestido de lemas ininteligibles garabateados en plena embriaguez por generaciones y generaciones de patanes inicialmente prealcohólicos, seguidamente alcohólicos y finalmente borrachurcios sin remisión. En su aturdida diáspora se cruzan con la peña de "Las Chaflaneras", una manda de mozas enfurecidas por los muerdos lastimeros de sus héroes de botellón. La palabra ha sido sustituida por el bramido precolombino. El equilibrio y la mesura han dado paso a ingesta desordenada de litros y litros de alcohol barato. Al encontrarse ambos grupos, los Pocholos entran en una especie de trance primitivo y pegan saltos y dan empujones, casi siempre con los ojos perdidos en una nube de hormonas suicidas y eructos homicidas. Las mozas berrean y se restriegan contra imaginarias sombras de felicidad, consumiéndose como nubes ardientes que reservan un corazón dulce y sutil bajo su uniforme de sevillanas histriónicas, que acaso las linternas mineras logren hallar algún día o acaso alguna noche. Pero hete ahí que aparece una nutrida representación de la Peña de los Gallufos Palominos, siempre problemáticos, siempre engorilados, siempre atravesados. Trasladan también un sillón destartalado de terciopelo ocre, en el que va sentado un vómito humano que pugna por sacar a flote lo mejor de sí mismo. Los Gallufos están muy organizados, y pagan una cuota durante todo el año que les permite hacer acopio de anís ratonero cuya ingesta exclusiva les diferencia de otras hordas. La tensión se masca en el ambiente, cargado por lo demás. Un ejemplar de Gallufo Palomino emparentado con el gorila Trumpote (sí, el del enorme cipote), se acerca al líder Pocholo ante la atenta mirada de una Chaflanera entrada en carnes. No hay espacio entre la barbilla del primero y la gorra con linterna del segundo. Un segundo, dos, tres, cuatro. El silencio es total. De pronto, un bramido animal se transforma en eructo que se alarga pasmosamente hasta articular una palabra hiriente, insultante, deletrada cuidadosamente y articulada en torno a una tromba de gas infernal que se convierte en chorro de vómito volcánico. El Pocholo, ebrio, se queda pasmado. Los Gallufos estallan de euforia y magrean a unas entregadas Chaflaneras. Unos humillados y otros triunfantes, prosiguen todos su marcha, empujando sus sillones, arrastrando su embriaguez, contando los días que restan para correr cual zombies etílicos delante de unos toros que más bien parecen los asustados ante tanta criatura montaraz. Aquellos que sobrevivan a dos décadas de destilación verbenera, darán con sus vidas en Sanchiguarro, donde una Chaflanera retirada les dará retoños con los que ir el fin de semana a construir algún chalet en una parcela rústica sabiamente abastecida por pozos ilegales y simpáticos enganches eléctricos, mientras crecen, como alelados, bajo el dominio totémico del Ano de Madrid, ese nuevo Dios Sol que reina en el páramo, ese edificio cuadrado con un agujero en medio que representa esta pesadilla anal de la que algunos escapamos a tiempo. O simplemente escapamos.

miércoles

Sanchifalcon Crest

Hay parejas tan penosas que quieren emular una especie de autoimagen adinerada y voluptuosa de una familia terrateniente con sus viñedos y sus bodegas... pero todo metido en un pisito de Sanchiguarro. ¡Miento! Cuentan con un espacio adicional de gran relieve: el cuarto trastero. Es impresionante lo que algunas parejas son capaces de hacer en su cuarto trastero. Lo que más me llama la atención son las bodegas que se montan. Falcon Crest al lado de eso es una parcelita. Después de poner allí sus botellas, comprarse un estuche que trae un termómetro, un catavinos y un corcho con un borde de plata ribeteado por unos pequeños racimos, la pareja se apunta a un curso de cata de vinos. Ver a una pareja paleta sanchiguarra catando el vino en una copa grande del copón, es para morirse de risa. Lo mejor es ver a la paleta observar con gran satisfacción y orgullo las evoluciones de su Juaco. Si vas a visitar a una de estas parejas, hay un momento muy solemne en el que el orco le dice al Tote de turno: "Vamos pabajo a pillar una botella ques de una añada que te cagas, es la hostia el buqué como a maderas, pero que acaba suave el trago, y ejcomo afutao".

sábado

Chiquipisos dúplex

No me gusta meterme en política, mucho menos desde que estoy muerto. Ciertamente lo de la Ministra Tufillo es una risa continuada que justifica por sí misma el pago de elevados impuestos, pero quiero deciros que desde aquí arriba he visto cómo esta buena mujer quería dimitir y no la dejan, así que no se quejen luego de sus cosas. Quiero aportar una propuesta a los micropisos: se trataría de sacar dos alturas dentro de cada uno. Es decir, construir un suelo que permitiera hacer dos plantas en cada vivienda, conectadas por una escalera de caracolito. De esta manera, se duplicaría la superficie, la gente presumiría de tener un dúplex y dejarían en paz a esa bellotita de Dios. Sí sería necesario establecer la obligatoriedad de extirpar a todos los niños las amígdalas u otras gándulas que controlen el crecimiento, para que a la edad de 30 años nadie midiera más de 1,30 metros. También podría aplicarse técnicas genéticas para lograrlo. Yo creo que, de hecho, a mi me han utilizado para algún experimento preparatorio, a juzgar por mi micro-pene. Incluso la Ministra pudo haberse sometido a esta técnica, logrando un micro-cerebro. Espero que en adelante consigan microcuerpos enteros, por aquello de la armonía cuerpo-mente-nabo. En una segunda fase, podrían conseguirse españoles diminutos, como los catalépticos de David Lynch, y podrían levantarse PAUS en cajas de cartón. Que no caigan en saco roto estas propuestas, por favor.

lunes

Joder, ¡que no me lo invento yo!

PALABRAS DE BÚSQUEDA: Velludas/domingas/ANALFABETA/cangrejos/prostitutas/colonos/tetuda/ PAQUI

FRASES DE BÚSQUEDA: "Prostitutas de los polígonos", "lamio botas" (sic), "gordas velludas" (desde Perú, con unas hojas de coca de más...).

REFLEXIÓN: El tío de las gordas velludas lleva más de un año buscando eso, ¡y no lo encuentra! ¿Para qué tantos años de evolución? La paradoja es que la mayoría de los hombres buscamos a una mujer que no sea velluda ¡y tampoco la encontramos! (con excepción hecha de Priscila.

CONCLUSIÓN CUTRE: 1. ¡Qué mal está repartido el mundo! 2. ¿"Lamío, lamió...? ¿Botas? ¡Joder!

domingo

Mentes pavorosas (3)

Otra vez se han producido las búsquedas locas que conducen a esta humilde página sin saber por qué. ¿Qué pensará esta gente que busca "domingas", "velludas", "penes negros" o "Julia Roberts eructos" cuando lleguen a Sanchiguarro? ¿Entenderán algo? Veamos sus últimas búsquedas pavorosas:

-"Penes negros"
-"Me cago en esos putos romanos" (¿?)
-"Cachondeo guarrete"
-"Mujeres velludas"
-"Cómo quitar gotelé" (este es bueno)

El Gusiluz y "El Ano de Madrid"

El Papa polaco se ha instalado en mi barrio celestial, y el hombre ya ha tenido que soportar un encuentro con Perropaco, que no respeta nada. Es un tipo majo, nada más llegar besó la tierra y eso llamó mucho la atención del Perropaco. He podido enseñarle a Juampa el mundo Sanchiguarro, y ha sufrido mucho. Me ha preguntado por qué no hay vida vegetal en las calles, todas de cemento, y le he explicado que los vegetales éramos los novios de las sanchiguarras, y con eso ya era bastante. Después nos hemos enterado de las dos últimas noticias: un hombre mata a otra persona con una figura decorativa, y otro hombre se electrocuta mientras se tiraba al Gusiluz de su hijo, aprovechando que estaba de vacaciones. Pero lo que más ha disgustado al Papa es ver el edificio llamado "El Ano de Madrid", ese cuadrado con un agujero en medio que es para mear y no echar gota. Se ha lamentado de no haber escrito una encíclica que se hubiera llamado "Sanchiguarrus Horribilis". Dios está pensando muy seriamente enviar un rayo onánico o unas cuantas plagas a Sanchiguarro. Le disgusta la total ausencia de espíritu de sus habitantes, su paganismo de centro comercial, su codicia rabolarizante, su mezquindad vecina, su falta de estética, sus calles de hormigón sin una brizna de hierba, su proliferación de parejas treinteañeras consumistas que se consumen a sí mismas ("queremos disfrutar unos añitos antes de tener hijos"), los innumerables Pepos que ejercen de chóferes y acompañante-mazacote de sus paletas embrutecidas en busca de visillos, sillones-relax, mamparas, azulejos, lámparas, mesillas y otros cachivaches que les impiden dedicar un sólo segundo a lo importante, al espíritu, a elevarse por encima de su cuenta vivienda. Mientras, Perropaco le envía a la Vero meaditas en forma de pérdidas conchavelasquianas. Y el Gusiluz ya ha llegado al cielo, víctima del abuso de los hombres sin alma.

El Gayolo ya vive en MI casa con la Vero

Y no me importa. Lo bueno de aquí arriba es que no se rabia. De hecho, me da risa. El tío se trasladado este mismo sábado, y el domingo aprovecharon los dos para ir a hablar con el párraco para pedir fecha para la boda. Es la leche: ninguno de los dos va a Misa desde hace veinte años y ahora se van a casar por la Iglesia. Y además viven juntos, es increíble. Para las paletas españolas es irrenunciable lo de vestirse de blanco. Me imagino a el Gayolo con su pendiente de aro, su cabeza pequeña y brutal, su perilla mostoleña y su frac hortera rodeado de sus amigos orcos vociferando a la puerta de la Iglesia de Parla, eso va a ser un espectáculo. Los salones Diamond Paradise ya están fabricando las palanganas de salsa rosa, la crema de nécoras mutantes y los puros con una vitola que dice "Hugo y Verónica" (el Gayolo se llama Hugo). Estoy siguiendo con mucha atención este proceso, y debo confesar que al volver de la Iglesia, el Gayolo ha puesto un CD de La Mala Rodríguez y se han apareado como si estuvieran poseídos. El Perropaco daba saltos de alucine al ver esas salvajes embestidas, esas posturas culturistas y esos gemidos veronianos. Por favor, ¡dejad algo para la noche de bodas!

jueves

Babita de Ángel (Las gracietas del niño-sapo)

Desde mi retiro celestial escuché ayer una conversación que se desarrolló en el restaurante del Hipercor de Sanchiguarro. Una joven madre sanchiguarra, con un hijo que parecía un sapo, para ser sinceros, estaba comiendo con su marido pepudo, es decir, un trasunto de mí mismo con cara de estar hasta la polla de todo. En esas, el niño-sapo quería comerse cosas del plato del quemao, que no parecía disfrutar mucho de su paternidad ni de su aparejamiento. La madre paleta le echa mano a un muslo de pollo ante la mirada atónita e impotente. El niño-sapo chupó el muslo, escupió en el muslo, prácticamente potó y cagó en el muslo. Hecha la gracia del niño-sapo, la madre vuelve a depositar el muslo en el plato del peposo, que ya no quiere comérselo. Le han jodido el almuerzo. La pepona le obliga a comérselo. Él no quiere. Ella pronuncia la frase estrella de la semana: "
¡Pero si es babita de ángel!"
Desde aquí arriba debemos decir que las flemas pastosas de los bebés no son consideradas un placer culinario, señora. Esa buena mujer estaba que se salía con su pisito rabolarizado, su esclavo humano y su retoño cagón. ¿Pa qué mas? Eso digo yo, ¿pa qué más?

sábado

Ese sobaquillo amable y dulzón

Esa ciudad de provincias donde la gente no se va a casa, sino que se recoge. Esa tienda de ropa joven, sí, ropa joven, donde trabaja una chica monilla y un gallufante pubescente que abusa de sí mismo con desmedida saña. Ese jersey de fibra artificiosa que transpira menos que una bolsa de Caprabo. Ese olor dulzón y amable a sobaquillo aromatizado que no se huele con la nariz, sino con el alma, como un saquito de pimentón o una hogaza de pan de nuestra infancia garciana. Ese tufillo que no es el olor a cebolleta ranchera de la Vero en los granados días del turbio fluir, pero sí esa fragancia a sobaquina apenas apresada por un desodorante renunción. Como dijera Francoise Dolto, "los desodorantes fueron creados para que no se genere la tentación del coito en un contexto en el que, como el de los transportes públicos, el cuerpo no parece sujeto a las decisiones del espíritu". Esta Josefina nuestra ajetreada, ese local pequeño y sin ventanas, ese nabo duro cual canto de pedernal de La Cabrera. Ese rabo humano martirizado y atribulado por feronomas implacables. Esa escena costumbrista que yo os he querido trasladar desde mi retiro celestial.

viernes

Vivir en un recto

Desde aquí arriba he descubierto una novedad sanchiguarra muy curiosa: el edificio horrendo que mostré recientemente en una foto, y que es como un cuadrado con un agujero en medio, ha empezado a ser conocido como "EL ANO". Sí, qué putada, eso he pensado yo, qué putada para sus inquilinos, que cuando lleguen por la noche a casa pensarán: "Aquí estoy, me meto en el culo". Cuando se vayan por la mañana, se sentirán como una mierda. Es triste, pero yo mismo me refiero ya a ese edificio así: "Mira, Perropaco, ese ñapas vive en El Ano".

sábado

262 votos (and nothing on)

¿Debería dejar a la Vero?: ¿Debería dejar a la Vero y empezar una nueva vida, aunque perdiera lo que he puesto pal piso de Sanchiguaro? No olvidar el factor tetas.

No la dejes, es tarde para mirar atrás

32%

Sí, déjala y vete con una amiga suya tetuda

31%

Hazla desaparecer o vete a vivir a una caravana con Perropaco

19%

No la dejes, pero pasa de ella y búscate otra que no te domine

10%



No, debes casarte y tener cuantos más cebollinos mejor

8%


Joder, menos mal que estoy en el cielo. Si hubiera un 90% favorable de alguna opinión, al menos sería indicativo. Pero 31% diciendo una cosa, 32% la contraria... Y luego las otras opciones vuelven a sumar lo mismo en ambos sentidos. Es curioso, y 262 votos son una muestra más que amplia. Dios se ríe de las estadísticas, por cierto. No me extralña.

viernes

Pepos

Desde aquí arriba he podido comprobar que existen muchos Pepos por el mundo. Cuando los veo, me doy cuenta de la vida que he llevado. Hoy he espiado a uno que vive en el nudo de Manoteras: un fracasator vocacional que curra en una oficina demencial en Sn Blas. El tío tiene un curro de mierda, un jefe de mierda, un sueldo de mierda, y una novia de mierda. Me suena mucho todo eso. Pero lo cachondo del tío es que cuando sale de casa con su traje de Rugo Blofs, su mininudo negruzco y su tartera, lleva también una cartera de nylon negro, de las que se usan para llevar un portátil, y eso me ha sorprendido. Se ha cruzado con una vecina bastante tetuda, aunque con patas de elefante, y ha dicho: "Qué lata el ordenador de empresa que me ha puesto la empresa, lo que pesa...". Dos veces "empresa" en una frase. Mosqueante. He utilizado mis poderes celestiales y he podido descubrir que ayer el hombre fue a una tienda de ordenadores de un polígono industrial de Sanse y compró la cartera del ordenador. La cartera, no el ordenador. Muy triste ha sido ver cómo metió un tomo de la enciclopedia cutre que tiene en su casa, y salió así de casa. A propuesta de San Dios, le hemos metido un pedazo portátil Sony TR1 bastante majo y, de propina, una iPod. Cuando el tío ha llegado a su casa y lo ha descubierto, se ha quedado flipado. ¿Qué nos cuesta a nosotros?

miércoles

Paco, hazme tuya

Soy la Leslie. Perropaco, tómame, soy toda tuya, hazme sentir mujer, si tú eres mi perro, yo soy tu perra. Dámelo todo. Deja a esas ratitas en paz y no perdamos más tiempo. Gracias, Javivi, por ponernos en contacto.

martes

El Cielo protector

LA LLEGADA
Nada más llegar, te pasan por el arco detector de pecados. Si tienes, te los sacan con una lavativa. Son como sapos negros. Luego entras y te dan una copa de cava, y te conducen a tus habitaciones, que son como los palacios de Saddam Hussein, pero sin celdas de tortura.

EFECTO LLAMADA CELESTIAL
Desde que Perropaco y yo estamos aquí arriba, somos tan felices, que estamos pensando desencadenar un efecto llamada del estilo "Jenny, vente pacá, que aquí se gosa".

EL JOYSTICK CELESTIAL
Nada más llegar aquí, te dan un joystick mediante el cual puedes putear a mucha gente, o bien ayudarla. Yo esa función aún no la domino. Puedes por ejemplo enviarle gatillazos al Gayolo mientras se enchufa a la Vero, o insuflarle gases a mi tetona.

NO HAY CELOS
En el cielo no hay celos. Puedes ver todo lo que hace la Vero, incluidas sus sesiones con Gayolo, que parecen un documental de bestias apareándose, y echarte unas risas. Dios mío, ese hombre ha confundido sus tetas con plastilina. Por cierto, desde aquí he visto al tal Braulio hacer unas cosas rarísimas. No me dejan comentarlas, pero os digo que son bien raras, con polvos pica-pica. Y el tal Rodolfo se harta de comer tomates, como si se fueran a acabar.

DIOS, UN TIPO COJONUDO
Dios es un tipo cojonudo. No se mete con la gente, no molesta, no te hace reproches. Es algo introvertido, y dice cosas bastante extrañas, pero a su lado te sientes como completo, totalmente realizado. Tiene un perrito también, pero el Perropaco no se lleva muy bien con él. El primer día me vio el nudín negruzco de mi corbata y de un plumazo me lo convirtió en un nudo supergordo y rutilante. Chungo fue el primer día, que el Perropaco se acercó peligrosamente a su pierna. Menos mal que se cortó. No sé cómo, pero no se ha enterado de lo de mi cámping-gas. O eso, o ha hecho la vista gorda.

LOS TECLADOS NO TIENEN "Ñ"
Eso fue una putada. Aquí puedes navegar todo lo que quieras, pero no había "ñ". Afortunadamente, aquí está San Escrivá de Balaguer y se puso borrico hasta que Dios solventó el problema. Incluso han hecho ahora teclados que sólo tienen "ñ". ÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑ.

TETAS GORDAS, BARRA LIBRE
Me rio yo de las tetas de la Vero. Me duelen las palmas de las manos, tíos. Los ángeles son un poco maricas, yo creo. No me fío mucho.

LO QUE DIOS NO PERDONA
Dios perdona a muchos asesinos, prostitutas, comunistas..., pero a quienes no perdona es a los directores de cine español, por ser tan pesados. No para de enviarles manifestaciones donde se embrutecen y se ponen pegatinas, no les queda tiempo ni para meterse coca, mucho menos para crear.

LOS PRODUCTOS, DE PRIMERAS MARCAS
Los productos son todos de primeras marcas, Día está prohibido.

LA UNIFICACIÓN DE IDENTIDADES
Cuando quieres, hay una función en el joystick que te unifica con Perropaco. Le das y te conviertes en el Peporraco, y empujas piernas angelicales hasta que te hartas, porque también hueles culos y eso no mola. Perropaco se folla una media de 30.000 piernas al día, es una máquina. Y también se calza a 80.000 ratitas sanchiguarras, por lo que ya le llaman aquí "El Falutista de Hammelin".

LA ESPECULACIÓN, CON PLANETAS
Lo de Sanchiguarro es una mariconada. Recalificamos constelaciones en un pis-pás.

NO TE SE REPITE EL CHAMPIÑÓN
Te puedes hartar, que nada, tu aliento parece el de una figura de Lladró.

TE DEJAN TRAERTE LOS OBJETOS
Eso de que los objetos se quedan en Tierra, mentira. Yo tengo aquí mis tarteras y otros muchos objetos, entre ellos la tortuga albina. Las cuentas también te las guardan, pero te cancelan las hipotecas.

EL PENE CRECE
Normalmente, se triplica su tamaño.

NO PIS, NO CACA
Salvo que quieras, claro. Perropaco quiere.

HAY FIESTAS DE PUEBLO PERMANENTES PARA MANIPALMIS
Horderio, estate tranquilo: tus criaturas tienen diversión eterna asegurada, con encierros, eructos de 20 minutos, despedidas de solteros con enormes penes de caucho con los que librar batallas campales..., etcétera. Los coches tunning, eso sí lo veo un fallo, no pueden entrar.

EL TREN LIGERO DE SANCHIGUARRO ES SUBTERRÁNEO
Para evitar la "herida urbana". Y gratis.

LOS PISOS TE LOS ENTREGAN LLENOS DE VECINAS TETONAS
Ya sé que esto es redundante, pero tenía que decirlo.

EL PERROPACO PUEDE ENTRAR EN LOS PISOS
Sin límite, sin miedo a arañar el parqué.

ACABA DE LLEGAR SUPERMÁN
Joder, el Perropaco ya va a por su pierna.

miércoles

Estoy poseído por el espíritu de la Vero

Siento mucho mi silencio, pero es que vivo atenazado por el trauma post-vocacional, el síndrome de Estocolmo, el síndrome pre-menstrual, el trauma post-parto y una larga serie de perturbaciones derivadas, en su mayor parte, de esos males de nuestros días que son el desamor y el fracaso. Por si fuera poco, esta mañana me he levantado subyugado por un espíritu implacable que me posee. Según bajaba en el ascensor con la Sra. Paca, mi vecina ATS, me se ha repetío el ajillo del champiñon. Lo extraño es que no he comido eso desde hace un mes, que lo guisó la madre melonera de la Vero. La Paca me ha mirado con asco, porque aquello parecía un bar de La Guindalera. Posteriormente, ya en el coche, me ha salío un iruto de choriso. Que yo sepa, a no ser que por la noche unos enanitos de los de David Lynch se dediquen a meterme alimentos indeseados en la boca, tampoco he comido chorizo desde hace semanas. Ya en el trabajo, al que me juré no volver después del verano, pero donde he vuelto, de mi camisa salía un penetrante olor a colonia Jack. En ese momento, mi dedo índice se ha introducido en mi oído y ha empezado a sacudirse con furor ante la mirada de todos mis compañeros. He encendido en ordenador, que tarda aproximadamente diez minutos en arrancar, y como imagen de fondo, una foto de Chenoa, y de página de inicio, la web oficial de La Oreja de Van Gogh. Al abrir mi tartera de M.A., allí había una tortilla campera, y ha sido entonces cuando me he dado cuenta de que he sido poseído por los espíritus de la Vero y el Gayolo juntos. Por cierto, siento unos deseos incontenibles de participar en un encierro de Sanse, entar en el Hipercor de Snchiguarro y asistir a un concierto de Camela.

jueves

Gracias por vuestro apoyo

Quiero agradecer todas vuestras muestras de polla y todos vuestros conejos, y quiero reflejar aquí la carta que me ha enviado un lector amigo y que representa lo que muchos sentimos (omito algunos datos para proteger la identidad del interesado):

Buenas Pepo!

Soy un asiduo lector de tu blog desde podemos decir un año y en
ocasiones no puedo estar más de acuerdo en las opiniones que viertes.

He leido el ultimo post así como los comentarios y la verdad es que me
he preocupado un poco.

Como no sé si realmente existes tu, el perropaco, la vero, el tote
cipote; la gente a la que le enseño tu web me pregunta si es verdad lo
que escribes y yo suelo contestar que debe de tener un 70% de verdad y
un 30% de invención, paranoia o literatura, no daré muchos datos sobre
mi vida que espectacularmente se parece a la tuya; aunque el perropaco
es ......, el tote ...... y la vero se llamaba .....

Bueno al tema... Gracias a tu web me hiciste ver que estaba
equivocándome de vida... Esa vida con cine y palomitas, esa vida con
el carnet platino del vips. En resumidas cuentas... El estilo de vida
sanchiguarro que tan bien defines en tus posts.


Yo tuve huevos y mandé a la .... a la mierda con el piso comprado
(eso sí, a mi nombre porque ella no puso un duro; no veas las peleas
que tuvimos para que lo tuvieramos a nombre de los dos; ahora me pongo
feliz de no ser un calzonazos) y no te voy a engañar lo pasé mal...
(...) Pero ahora soy feliz (todo lo que puedo ser) Sé que no estoy solo, he
encontrado algo mucho mejor (varias de hecho y no es que sea un latin
lover; más bien soy feo xD)

Así que realmente merece la pena estar solo y pasarlo mal un tiempo
que pasar toda tu vida siendo un sanchiguarro. Porque además de verdad
que te queda lo peor... Pelearte con los de los pisos que los harán
como el culo (que es lo que mola ahora), pelearte en las reuniones de
comunidad (con sanchiguarros que se pelean por dos centimos de las
plazas de garaje; eso sí, todos con un audi por lo menos aparcado, y
creyendo que saben más que tú que eres un simple agente inmobiliario y
administrador de fincas), llamar a los de las cocinas y suministros
que nada irá bien. Y lo peor de todo... Encima estarás haciendo todo
eso por algo que no quieres, que no te gusta.

Miento, hay algo peor, oir la palabra 'inversionista' acompañado de la
frase: "Si es que hay mucho inversionista..." Ser inversionista para
los sanchiguarros es como ser sanchiguarro para nosotros.

Otro día te hablaré de los pisos, que parece que los hacen mal a posta
para recordarte que eres un sanchiguarro de mierda y de la entrega de
llaves. Deprimente los ruegos y preguntas que se marcaron los
vecinos... Yo desde luego me quedo en casa con mamá antes que tener
esos vecinos.

Y ya te dejo en paz que te he dado un ladrillazo horrible y recuerda,
la soledad no está tan mal y no te conformes con la vero. Hay chicas
mejores que te tratarán mejor y que seguro que te querrán a ti y no a
tu piso.

Un saludo y aqui me tienes para lo que quieras.



Gracias a todos, de corazón os lo digo.

martes

En la vida, uno tiene que tomar decisiones

lunes

Interesante Web

http://critifrase.blogspot.com/

viernes

Hasta la vuelta


Me voy al cámping. Si no vuelvo, es que me habré suicidado en la tienda de campaña con un camping-gas. Que tengáis un estupendo verano.



miércoles

PERROPACO PARA ABANDERADO OLÍMPICO

NO a la palurda que han elegido, SÍ al Perropaco.


Mentes pavorosas (II)

Alguien ha llegado a mi página, no me preguntéis por qué, buscando lo siguiente: "gordas canosas", "lavativas", "quiero ver a mister tetas", "kéffir" y "fotos de piernas velludas". Si buscaban a Almodóvar, ¡¡¡¡¿Qué hacen en mi página?!!!!


martes

La ciudad sin glamour ni gracia

Sanchiguarro me espanta cada vez más. Hoy he sentido vértigo mientras caminaba por allí: la acumulación indiscriminada de torres y más torres, sin una sola sombra, sin asomo de comercio alguno, sin más zonas verdes que las que se niegan a florecer, sin gente, sin perropacos, sin niños... un horror absoluto. Hay lugares en las ciudades que tienen encanto por su paisanaje, como los barrios de toda la vida (Carabanchel, Usera, Tetúan, Aluche, Campamento, Batán, Chamberí, Moratalaz...); a otros la gracia les viene de una cierta épica de la ciudad pura y dura, de cemento y hierro, que repica el devenir de la civilización moderna, mientras filtra los rayos de un sol impaciente a través de sus rascacielos (Castellana, Orense, Azca...); y a otros en encanto les nace de su carácter histórico (Austrias, La Florida, Sol...). Pero, ¿DÓNDE TIENE EL ENCANTO SANCHIGUARRO? Como no sea en el Cortinglés, no lo sé. Sanchiguarro tiene el espíritu de una bolsa del Carrefour, la gracia de un saco de yeso, la estética de una ciudad fantasma siberiana. Pero sus orgullosos habitantes tenemos un secreto: "¡Nos valió 20 y ya vale 45!"


sábado

Curiosa página

Navegando por ahí he encontrado esta curiosa página:

http://chulitos.blogspot.com


jueves

Bob Dylan

Ayer estuve en el concierto de Bob Dylan gracias a que un abigarrado ejecutivo con corbata que según me relata el padre de la Vero no dejaba de hablar con grandes risotadas por el móvil, se dejó dos pases VIPS en el taxi. El padre de la Vero jamás devuelve nada que se deje alguien, faltaría más, y mucho menos en un caso como este en el que el tipo en cuestión se atrevió a pedir que pusiera el aire acondicionado. Eso es un insulto: gasta. El caso es que fui con la Vero, que no tenía ni puta idea de quién era este cantante, pero era gratis, y el Perropaco metido en una mochila. El tipo debía de ser alguien importante, porque al entrar sólo les faltaba hacernos reverencias. Hubo un momento de tensión, cuando me pidieron, eso sí, que abriera la mochila: el machaca forzudo vio asomar al Perropaco y, para mi sorpresa, mientras la Vero me decía: "Te lo dije, que eres imbécil, pa qué te traes al sucio chucho", el forzudo dijo: "¡Coño, el Perropaco!" Resulta que era un lector de Sanchiguarro y el tío se emocionó y todo. El Perropaco estaba de lo más orgulloso, al sentirse famoso. Nos dejaron entrar hasta el camerino, que realmente era un autocar, y allí estaba el viejo Bob con su cara de mala leche, su sombrero negro y sus ojos azules de pistolero del viejo oeste. La Vero dijo: "Pos anda, han dejao entrar aquí al viejo guarro ese". "¡Calla Vero, que es el Dylan". El tío la miró con odio, luego le miró las tetas, miró de reojo al Perropaco, le hizo un guiño y acto seguido tiró para el escenario y empezó a cantar. Justo entonces vino Amaral, y la Vero la reconoció: ¡"Es la Amaral, Pepo, la Amaral!" Calla Vero, que es que era la telonera. Manda huevos, ser una leyenda del folk rock para que luego sea más importante una cantante baturra con cara de extraterrestre. La Vero salió de allí con un autógrafo y fuimos al concierto, al mismísimo puto backstage. Primer comentario de la Vero: "El viejo guarro ese se podía sonar los mocos antes de salir a cantar, vamos digo yo". Vero, calla, que él canta así. "Y no se entiende na, anda vámonos pa casa". A los diez minutos salí de allí y cuando se me ocurrió medio-pararme a ver unas camisetas de la gira europea de Dylan, la Vero sin mediar palabra me empujó con las caderas. Eso sí, me he comprado un recopilatorio y se lo pongo al Perropaco cuando me sale de la polla. En ki Discman mando yo, coño.

miércoles

Y sin en cambio te quiero

"Pepo, eres surnormal, y sin en cambio te quiero". Con eso está todo dicho, ¿o no? La Vero es así, espontánea. Yo también la quiero, y por eso los dos llevamos esa gruesa esclava de plata con los nombres grabados. Adoro cuando me hace esos riñoncitos al hhheré que son para chuparse los dedos. Adoro cuando me prepara esas criadillas con perehí. Y esos champis al ahhiyo. Pero sobre todo, adoro sus tetas. Los antiguos adoraban el sol, pues yo adoro esos dos soles que me ciegan la vista y el entendimiento. Francamente, la Vero jamás ha leído ningún libro aparte de los de Gala, pero sus tetas lo compensan. Sé que alguien con estudios como yo debería tener aspiraciones más altas, exigencias más espirituales, sensibilidades más sutiles. Tetas. Tetas. Tetas. Y aparte de eso, sólo una cosa: tetas. Como dice un amigo mío, "con esas tetas me terminaba de criar yo".

sábado

La palabra preferida de los sanchiguarros sanchopanzas ibéricos. (Ruido de palés en el Polígono Industrial)


La palabra preferida de los sanchis hispanos es "ALBARÁN". Cada día, en los miles de polígonos industriales de toda la geografía embrutecida, esa palabra se pronuncia decenas de veces. La escena casi siempre es igual: llega al polígono un sancho con barba de tres días y un pantalón mofeto, se baja de su furgo Kangoo blanca, dejando atrás las notas de "Bebe" gimiendo su audiobasura en Radiolé, se arrasca los huevos, agarra unos papeles amarillos y rosas, se hurga una muela picada, y se dirige resuelto hacia el mostrador de una fábrica de canalones de aluminio, donde una palurda tetuda masca chicle con insolente gesto. El resto discurre más o menos así: "Hola chati, ¿no está el Iván?" "Ha salío a firmar unos pedíos, qué es lo que es lo que quiés?" "Vengo a por unos canalones pa larbanización de Rivas y a descambiar unas masillas que nostán bien, ya selo dicho al Iván". "Pos no tengo ningún recao, voy a llamarle al movil pero no creo que lo coha porque está con gente mumportante". El elemento empieza a impacientarse, y se hurga los huevos y se rasca la muela, o al revés, y gesticula con nerviosismo mientras le mira el canalillo a la de los canalones. Su mente se peta definitivamente. A partir de ese momento, no sabe para qué ha ido al polígono, no sabe qué tiene que llevarse, no sabe ni quién coño es, pero sus labios aciertan a decir la palabra clave del mundo obrero: "Aquí ties el ALBARÁN". El canalillo aparece entonces más radiante, la sanchiguarra como el chicle como si comiera una polla loca, la humedad relativa del aire aumenta a partir de su braga tanga, la pantorrilla brutal se perfila cual jamón celulítico pero sustancioso, los canalones se entregan sin problemas, los sellos se estrellan contra los impresos, los mozos desplazan palés, las máquinas del agua hacen burbujitas cual espás enloquecidos, el sanchopanza pega su calada más larga, mientras entrecierra los ojos y unos hoyuelos enfrentan los pelos cortos de su barba en las mejillas enjutas. Un gesto de dureza y concentración permite discernir qué impreso es pal obrero, y cuál pa la reina de la gaseosa del mediodía, a pesar de haber entregado miles de albaranes. Toca comer. Ensaladilla de primero y entrecó de segundo, y de postre un flan, un café y un coñac destilado en el recto de alguna maquinaria infernal que ordeña los irutos de las madrugadas y moldea el ciego embrutecimiento industrial de los ambientadores pestoncios y las emisoras más rumbosas.

viernes

El doblez de la chaqueta del traje a la altura de la nuca

Antiguamente, los pobres no llevaban traje, porque trabajaban en cosas manuales. Actualmente, los pobres llevamos traje. Antes se veía si alguien era paria viendo su dentadura, ahora basta con mirar si su chaqueta forma una pequeña arruga a la altura de la nuca: traje barato de la peor especie. Los ricos llevan trajes perfectamente cortados que no forman esa arruga, pero los pringaos evidenciamos así nuestra triste condición. Es como un estigma de nuestra baja estopa. Yo creo que ese doblez es un vestigio de la horca y los ajusticiamientos de antaño, siempre dirigidos a los más parias de la sociedad, con excepción hecha de la Revolución Francesa y la invención de la guillotina. Propongo que todos los vecinos de Sanchiguarro recortemos nuestros dobleces y cosamos una alfombra para cuando nos entreguen el piso, desfilar por ella orgullosos y contentos.

martes

Cuando un español se sienta a cenar embutido

Cuando un español se sienta a cenar embutido, descubre que su estómago no tiene fondo y su encarnizada lucha con el chorizo de pueblo, el queso de cabra, el jamoncito y el pan bien crujiente no verá su final hasta que la sanchiguarra de turno le arrebate la bandeja y le saque violentamente de su frenesí ibérico. He dicho.



lunes

Las parejas primero (Tributo a Rodolfo)

Hoy iba en el Metro (uno de verdad, no el chiquitrén que nos van a poner en Sanchi) y de pronto una pareja se ha dirigido a mi y me ha dicho que si me importaba cambiarme a otro sitio para ponerse ellos dos juntos. Me he sentido como un Rodolfo de la vida. Bueno, no sé por qué debía hacerlo, pero tampoco sé por qué iba a oponerme. Me he levantado y ellos se han sentado. Gracias a ello, han podido mantener una conversación de lo más profunda: antes de esa conversación la Humanidad subsistía atribulada por conflictos existenciales irresolubles absolutamente disipados tras dicha conversación. Ahí no ha quedado la cosa. Unas paradas después, yo mismo he llevado la iniciativa y le he dicho a otra pareja que se sentara junta donde yo, que había dos sitios seguidos, y yo me cambiaba a otro. Me han dado las gracias algo extrañados. Acto seguido, le he dicho a un señor con mostacho que si no le importaba dejar su asiento a otra pareja, esta vez gay, y que él se sentara en otro sitio. Luego, he mirado a una chica fondona que había en un extremo leyendo "El Código Da Vinci" y a un paleto que había en el otro y he pensado: "Qué buena pareja hacen". Les he sentado juntos. Así he seguido creando muchas parejas, como si fuera la secta Moon esa que casa a miles de parejas de desconocidos en estadios de fútbol. Es el amor. Es la demencia. Son mis huevos rebosantes de amor que me están perturbando la mente.

miércoles

Calzoncillos con botones nunca mais

Mi madre me compró hace tiempo unos calzoncillos con botones que albergan una célula durmiente de verga, que de cuando en cuando se activa y se las apaña para abrir el botón y pasarse todo el día fuera de casa, con las molestias y naturales reacciones que ello comporta. Cuando empiece mi nueva vida, con la Vero, con mi casa de Sanchiguarro, con el Perropacus..., he decidido no volver a llevar este tipo de calzoncillos. Si la quiero sacar ya seré yo quien lo decida, porque ya hay suficientes órganos incontrolados en mi cuerpo (esfínter, corazón, bazo -¿para qué será el bazo?-, hígado..., etcétera), como para que ahora venga mi Bin Falen a descontrolarse también.

lunes

Quien más quien menos, todos tenemos un primo de pueblo que va a una poza a coger cangrejos

El sábado la madre de La Vero trajo una bolsa crepitante de cangrejos de río atemorizados y angustiados. "Voy a haser unos cangrehos de río con tomate que sos vais a rechupar los dedos del manjar qués", dijo. No tardé ni un minuito en ir a la cocina, coger la bolsa e irme a una charca que conozco, no muy lejos de Sanchiguarro, y los solté. La charca está llena de juncos y demás vegetación, y cuenta con un riachuelo que nutre un pantano. Es un hábitat idóneo. Cuando los solté, no podían creérselo. Parecía la salida de tropas de Tiguanilla. El Perropaco lso miraba tratando de formar una opinión al respecto. Como no sabía si le parecía bien o mal, no hizo nada malo, salvo echarles una pequeña meadita. Hay que tomar partido, debió de pensar. Esos bichos me deben la vida. Soy su Dios. Puede que algún ecologista subnormal diga que he desencadenado una catástrofe natural porque habrá una plaga de cangrejos. Bien, me la pela. Los que no me la pelan son esos cangrejos individuales, no las especies o los ecosistemas.

Quien más quien menos, todos tenemos un primo de pueblo que va a una poza a coger cangrejos. Mi opinión es que nadie puede considerarse un ciudadano moderno hasta que han pasado varias generaciones exentas sin primos que van a la poza de su pueblo a coger cangrejos. Por supuesto, si uno mismo es el que va la poza, olvídese. Si han pasado varias generaciones, vas dos o tres veces a New York, rezas dos credos, y ya eres un ciudadano normal. Hasta ese momento, eres un puto sanchiguarro comecangrejos.

sábado

Mentes pavorosas

Algunas personas acceden a Sanchiguarro después de buscar en Google u otros buscadores conceptos como: POLLAS CORTADAS, MUJERES GORDAS VELLUDAS o PROSTITUTAS AMENAS. Señores: no demoren más su visita al psiquiatra. No tengo ni idea de por qué cuando buscan semejantes disparetes llegan a mi página, que es otro gran disparate, pero juro que en ella no hay sitio ni para las pollas cortadas (cortas sí, la mía, quizá de ahí venga el error), ni para mujeres gordas y mucho menos velludas, ni para prostitutas amenas, porque entendemos que toda prostituta es, por definición, amena. No obstante, hubiera sido más absurdo buscar: "prostitutas bodrio", cierto. Considero que la gente está muy mal, y el calor la pone peor.

miércoles

Veraneo en el camping

Este año tampoco me libro. La Vero ya me ha anunciado que pasaremos el verano en un camping cercano a un pantano, donde siempre. Esto significa: calor extremo, polvo hasta la asfixia, gritos de los vecinos hasta la madrugada, hedor hasta la náusea, y tetas locas hasta la locura. De vez en cuando, cuando no puedo más, me echo al agua (¿o debería decir pis?) y me olvido de que existo. Luego nos sentamos en una mesita plegable y comemos comistrajos mientras el padre de la Vero rebana un queso y lo mastica mientras me mira despectivo. Reutilizamos vasos de plástico que finalmente acumulan una capa de muños importante. Bebemos konga infame, jugamos a las cartas, descuidamos la higiene y la mente. Por la noche, vamos al cine al aire libre. Alguna peli de estreno como "Alas de Mariposa", por ejemplo. Miradas furtivas a otras paletas. Tiendas de campaña en el pantalón. Mestizaje cultural. Así un mes. Y esto se supone que es lo mejor del año. Pero cada noche, cuando me duermo, temo que el taxista cabrón entre en mi tienda a clavarme un tenedor de plástico. Acaso la densa atmósfera que crea el Tote con sus efluvios inhumanos me proteja.

domingo

Curiosa página

He encontrado una curiosa página que retrata la vida de una urbanización donde están todos crispados. Según se puede ver en el foro que señala, es verdad que pasan cosas como que la piscina se transforme en pantano, el vigilante sea un personaje increíble, la arquitecta una Angela Channing, les moleste que los niños jueguen..., en fin, una comunidad alucinante. El autor traza paralelismos entre los personajes que desfilan por allí (incluso hay uno que odian todos y al que llaman El Ruinas), y los personajes de Falcon Crest. De verdad, no tiene desperdicio. FALCON MONTECANELO CREST. DINASTÍA DE FURIBUNDOS

viernes

Las tartas de cumpleaños que compran las madres españolas

Cierra los ojos e imagina que alguien acerca a tus labios un bloque de margarina bien dura y tú la muerdes con ansia y masticas y masticas y masticas. Atrapa esa sensación. En este momento, estás muy cerca de lo que cualquier niño español, esencialmente paleto, experimenta cuando acude al cumpleaños de su amigo Juanchi en su piso del barrio de turno, avalado por su regalo miserable de turno, y dispuesto a compartir una tarde de cumpleaños llena de ilusión y esputos. El esperado momento de la tarta se transforma en la ingesta de un cacho bizcocho industrial atestado de colesterol, mal rebozado de margarina pintada de colores y peor relleno de mazacotes de margarina. La cosa no mejora cuando el niño gordo que cumple años decide soplar las velas a base de perdigones, mientras los restantes niños emanan hedores vinculados a la creencia, profundamente anidada en el corazón de las sanchiguarras, de que los niños basta con que se bañen una vez a la semana. Yo siempre he creído que las madres del mundo se reunieron un día en torno a un mantel de hule, se juraron lealtad y proclamaron: "Hay sitios como el Carrefur donde venden tartas mazacote absolutamente cenagosas y económicas. Pero no basta. Tenemos que lograr tartas peores y aún más económicas". Así surgieron las tartas de cumpleaños de los niños de barrio. ¿Por qué las madres españolas compran esas tartas? Son muchas razones: la primera, económica. La segunda, sentimental: odian a las madres de todos los niños que acuden a su hogar. La tercera, también sentimental: odian a todos los niños que vienen a gorronear al cumple de su hijo, y sabe que siempre que pueden le pegan, porque es imbécil. La cuarta, es tradicional: si una madre española pusiera una tarta con nata de verdad, fresas jugosas, adornos de merengue, artes de pastelería francesa, productos naturales y equilibrados y sabores exquisitos, inmediatamente le caería un rayo como a Onán, y toda la nata se derramaría por el suelo. Eso es así.

miércoles

Tampoco es eso, PE


El PE (Payaso Espantoso) tiene la autoestima por los suelos. Sabe, porque lo sabe, que es sumamente penoso, y ello le ha llevado a tirarse a sí mismo al WC. "Me siento como una mierda", se le ha oído musitar. Ni que decir tiene que yo le he recogido con todo cariño y le he devuelto a la estantería donde arruina el concepto de la estética sin ayuda de nadie. Lo más duro ha sido ver al Perropaco tirando de la cadena con la boca una y otra vez de manera frenética. Si yo fuera una profesora de un colegio público del sur de la capital, le hubiera dicho: "¿Te parece bien, harías eso en tu casa?". Pero es que estaba en su casa, y yo creo que no tenía maldad alguna, solo estaba aplicando una eutanasia activa al pobre PE, tal y como ha visto en TVE, donde de pronto salen muchos reportajes a favor de la eutanasia. Reportajes, todos ellos, legitimados por las urnas. Y el Perropaco, legitimado por la compasión y los rayos catódicos.

lunes

Las sanchiguarras no escuchan



Otra de las características de las sanchiguarras de España es que no escuchan.

LA VERO: Pos la que iba bien guapa era la Rania.
(EL) PEPO: Sí, pero el procolo decía que la falda no fuera larga.
LA VERO: Pero bien guapa, y elegante, ¡¿eh?!
(EL) PEPO: Pero el protocolo...
LA VERO: Ahora, que te digo otra cosa: Lo mejor, cuando leyó la abuela los emangelios.
EL PEPO (¡qué coño, sin paréntesis!): Pues yo creo que se pasó un poco con el teatro.
LA VERO: Pero guapa, la Rania. Ejeque tiene una clase...
EL PEPO: Vero, vamos pal Carrefur.
LA VERO: Tengo que llamar a la Paqui, a ver qué tal está la pobre.
EL PEPO: La hipotenusa de mi pene es como el ano de la medusa.
LA VERO: Que aprenda la flacucha de la Leticia, que la Rania esa sí que es una mujer.
EL PEPO: Estooo... el sobaco del Perropaco huele como el culo de tu tío Paco.
LA VERO: Pepo, questás atontao, ¿has echao la primitivas?
EL PEPO: AL final he echao la bonolotos, que había bote.
LA VERO: Ay, la leche, que no hemos devuelto los cubremanteles. Vamos pal Carrefur.
EL PEPO: Vamos pallá. Oye Vero, ¿Qué te pareció la Rania?
LA VERO: Muy elegante, anque no respetaba el protocolor.
EL PEPO: ¡Y cómo leyó la vieja!
LA VERO: Pero no le echó teatro ni ná, la hijaputa.
EL PEPO: ¿Vamos al Carrefour?
LA VERO: Vamos a llamar a la Paqui al telefonillo, que no tengo saldo en la tarjeta.
EL PEPO: La madre de todas las pollas es la puta polla madre, en verano.
LA VERO: ¿Qué es lo que dices, Pepo, estás surnormal?

viernes

El Perropaco cree realmente que vivirá en el piso de Sanchiguarro


Mi comunicación con el Perropaco roza lo prodigioso. No me refiero a ese tiepo de comunicación del tipo "mira, está moviendo la cola, está contento". Hablo de conceptos. Hablo de sentimientos. Hablo de impresiones. Hablo de crítica social. Yo no estoy siendo sincero con el Perropaco. Debería decirle: "Paco, tú no vas a entrar allí porque la Vero no te deja". No tengo huevos. No puedo hacerle eso. Pero quizá sea peor dejarle abrigar esa esperanza. Ayer se pasó la tarde mirando el folleto promocional de la Inmobiliaria, que trae una foto infográfica en la que muchas personas felices caminan por calles florecientes mientras las ventanas se abren a un mundo de armonía y felicidad casi celestiales. Para colmo, sale una pareja con un perrillo, y el Perropaco se ve reflejado en él. Creo que ha edificado en su mente una visión alucinada e idílica del puto PAU. Puedo asegurar que el Perropaco llegó a lamer con todo su amor esa imagen, antes de dormirse bajo la aturdida felicidad del sueño más engañoso.

Se puede caer más bajo, pero no se puede decir más claro