martes

El Cielo protector

LA LLEGADA
Nada más llegar, te pasan por el arco detector de pecados. Si tienes, te los sacan con una lavativa. Son como sapos negros. Luego entras y te dan una copa de cava, y te conducen a tus habitaciones, que son como los palacios de Saddam Hussein, pero sin celdas de tortura.

EFECTO LLAMADA CELESTIAL
Desde que Perropaco y yo estamos aquí arriba, somos tan felices, que estamos pensando desencadenar un efecto llamada del estilo "Jenny, vente pacá, que aquí se gosa".

EL JOYSTICK CELESTIAL
Nada más llegar aquí, te dan un joystick mediante el cual puedes putear a mucha gente, o bien ayudarla. Yo esa función aún no la domino. Puedes por ejemplo enviarle gatillazos al Gayolo mientras se enchufa a la Vero, o insuflarle gases a mi tetona.

NO HAY CELOS
En el cielo no hay celos. Puedes ver todo lo que hace la Vero, incluidas sus sesiones con Gayolo, que parecen un documental de bestias apareándose, y echarte unas risas. Dios mío, ese hombre ha confundido sus tetas con plastilina. Por cierto, desde aquí he visto al tal Braulio hacer unas cosas rarísimas. No me dejan comentarlas, pero os digo que son bien raras, con polvos pica-pica. Y el tal Rodolfo se harta de comer tomates, como si se fueran a acabar.

DIOS, UN TIPO COJONUDO
Dios es un tipo cojonudo. No se mete con la gente, no molesta, no te hace reproches. Es algo introvertido, y dice cosas bastante extrañas, pero a su lado te sientes como completo, totalmente realizado. Tiene un perrito también, pero el Perropaco no se lleva muy bien con él. El primer día me vio el nudín negruzco de mi corbata y de un plumazo me lo convirtió en un nudo supergordo y rutilante. Chungo fue el primer día, que el Perropaco se acercó peligrosamente a su pierna. Menos mal que se cortó. No sé cómo, pero no se ha enterado de lo de mi cámping-gas. O eso, o ha hecho la vista gorda.

LOS TECLADOS NO TIENEN "Ñ"
Eso fue una putada. Aquí puedes navegar todo lo que quieras, pero no había "ñ". Afortunadamente, aquí está San Escrivá de Balaguer y se puso borrico hasta que Dios solventó el problema. Incluso han hecho ahora teclados que sólo tienen "ñ". ÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑ.

TETAS GORDAS, BARRA LIBRE
Me rio yo de las tetas de la Vero. Me duelen las palmas de las manos, tíos. Los ángeles son un poco maricas, yo creo. No me fío mucho.

LO QUE DIOS NO PERDONA
Dios perdona a muchos asesinos, prostitutas, comunistas..., pero a quienes no perdona es a los directores de cine español, por ser tan pesados. No para de enviarles manifestaciones donde se embrutecen y se ponen pegatinas, no les queda tiempo ni para meterse coca, mucho menos para crear.

LOS PRODUCTOS, DE PRIMERAS MARCAS
Los productos son todos de primeras marcas, Día está prohibido.

LA UNIFICACIÓN DE IDENTIDADES
Cuando quieres, hay una función en el joystick que te unifica con Perropaco. Le das y te conviertes en el Peporraco, y empujas piernas angelicales hasta que te hartas, porque también hueles culos y eso no mola. Perropaco se folla una media de 30.000 piernas al día, es una máquina. Y también se calza a 80.000 ratitas sanchiguarras, por lo que ya le llaman aquí "El Falutista de Hammelin".

LA ESPECULACIÓN, CON PLANETAS
Lo de Sanchiguarro es una mariconada. Recalificamos constelaciones en un pis-pás.

NO TE SE REPITE EL CHAMPIÑÓN
Te puedes hartar, que nada, tu aliento parece el de una figura de Lladró.

TE DEJAN TRAERTE LOS OBJETOS
Eso de que los objetos se quedan en Tierra, mentira. Yo tengo aquí mis tarteras y otros muchos objetos, entre ellos la tortuga albina. Las cuentas también te las guardan, pero te cancelan las hipotecas.

EL PENE CRECE
Normalmente, se triplica su tamaño.

NO PIS, NO CACA
Salvo que quieras, claro. Perropaco quiere.

HAY FIESTAS DE PUEBLO PERMANENTES PARA MANIPALMIS
Horderio, estate tranquilo: tus criaturas tienen diversión eterna asegurada, con encierros, eructos de 20 minutos, despedidas de solteros con enormes penes de caucho con los que librar batallas campales..., etcétera. Los coches tunning, eso sí lo veo un fallo, no pueden entrar.

EL TREN LIGERO DE SANCHIGUARRO ES SUBTERRÁNEO
Para evitar la "herida urbana". Y gratis.

LOS PISOS TE LOS ENTREGAN LLENOS DE VECINAS TETONAS
Ya sé que esto es redundante, pero tenía que decirlo.

EL PERROPACO PUEDE ENTRAR EN LOS PISOS
Sin límite, sin miedo a arañar el parqué.

ACABA DE LLEGAR SUPERMÁN
Joder, el Perropaco ya va a por su pierna.

Se puede caer más bajo, pero no se puede decir más claro