viernes

Vivir en un recto

Desde aquí arriba he descubierto una novedad sanchiguarra muy curiosa: el edificio horrendo que mostré recientemente en una foto, y que es como un cuadrado con un agujero en medio, ha empezado a ser conocido como "EL ANO". Sí, qué putada, eso he pensado yo, qué putada para sus inquilinos, que cuando lleguen por la noche a casa pensarán: "Aquí estoy, me meto en el culo". Cuando se vayan por la mañana, se sentirán como una mierda. Es triste, pero yo mismo me refiero ya a ese edificio así: "Mira, Perropaco, ese ñapas vive en El Ano".

Se puede caer más bajo, pero no se puede decir más claro